El abc de la pizarra de tiza

El abc de la pizarra de tiza

Aquí te contaré todo lo necesario para darle una larga vida a tu pizarra de tiza.

El lettering en pizarra de tiza es quizá una de las técnicas más populares. Sin embargo, el cuidado de la pizarra es un mundo por sí sólo. Una pizarra bien cuidada te puede acompañar por mucho tiempo. Y así permitirte rehacer tus diseños cuántas veces se te antoje.

A continuación te comparto mi ABC de cuidados y preparación de tu pizarra de tiza antes de hacer lettering.

A. Elegir las tizas

Si bien las tizas son un material muy económico, se trata más de marca  que de precio. En el mercado encontrarás tizas regulares y tizas que no hacen polvo (dustless).

Las regulares son ideales para colorear y para curar la pizarra. Las dustless para escribir e ilustrar.

Recomiendo que experimentes y probes con las marcas que tenes a tu alcance y definas cuál es tu favorita.

Pizarra de tiza

B. Instrumentos de limpieza

Lo primero es un borrador de felpa. Sí, esos tradicionales escolares. Esto servirá para quitar los excesos de tiza.

Seguidamente, necesitarás por lo menos dos trapos de algodón. También sirven de micro fibra. Lo importante es que sean suaves, y ojalá que no suelten pelusa.

Uno será con el que limpiarás luego de usar el borrador. Este igual quedará cargado de tiza. Siempre lo usarás en seco. Finalmente, el trapo limpio lo usarás húmedo, para “recuperar” el negro de la pizarra. Es importante no mezclarlos ya que si se moja el trapo con tiza, quedarán vetas blancas, que ensuciarán la superficie y que serán más difíciles de limpiar posteriormente.

C. Curar la pizarra con tiza

Este es el paso más importante para garantizar una larga vida de la pizarra. Consiste en cubrir toda la superficie con tiza, y luego limpiarla. Como lo mencioné, recomiendo utilizar una tiza regular y de consistencia suave.

Pizarra de tiza

Paso #1: dirección y movimiento

El movimiento debe ser de afuera hacia adentro, con el fin de evitar rayones en el centro. Los trazos deben ser siempre circulares y la presión se debe mantener al mínimo. Lo importante es que toda la superficie quede cubierta, pero no es necesario hacerlo muy duro. La fuerza y/o presión no va a hacer más efectivo el trabajo.

Paso #2: la limpieza

Una vez cubierta la pizarra, se limpia con el borrador de felpa. Se debe hacer en movimientos circulares. Esto funcionará como una segunda mano, ya que impregnará la tiza en la superficie.

Para finalizar, se debe limpiar con un trapo de algodón. Primero utilicen uno en seco para quitar el exceso de tiza. Y por último, utilizar otro trapo húmedo para recuperar el negro de la pizarra.

Pizarra de tiza

 

Recordá

Los más importante es evitar rayones permanentes en la pizarra. Para ello se debe evitar el contacto con objetos cortantes, metálicos o ásperos. No trabajes con joyería tal como anillos, pulseras o reloj.

Siempre recomiendo curar toda pizarra nueva. No importa si es pintada sobre una superficie de madera, cemento, metal, etc. Esto te garantizará reutilizarla una y otra vez sin riesgo de que queden rastros de lo que escribiste anteriormente.

Evita el tacto con las manos sobre la superficie limpia. La grasa natural de la piel suele impidir que la tiza se adhiera correctamente a la pizarra.

Si tenés dudas adicionales con relación a tu pizarra de tiza, déjame tus comentarios.

Para conocer más acerca de los secretos del lettering en pizarra te invito que participes del próximo taller.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Suscribite al Newsletter El Tintero
  newsletter el tintero

¡Entérate de primero! Recibí descuentos e información exclusiva directo en tu correo electrónico

Respetamos tu privacidad